Dona como empresa
Una oportunidad para activar tu RSC en una gestión de valor diferencial

Desgrava impuestos con tus donaciones.

Uno de los primeros beneficios de donar como empresa son los beneficios fiscales.

Todas las donaciones puntuales o recurrentes cuentan con importantes beneficios fiscales. Los beneficios tributarios son incentivos que otorga el Gobierno Nacional a las personas naturales y jurídicas por donar, los cuales se pueden aplicar en la declaración de renta del año en que se realiza la donación.

Si has decidido realizar un donativo puntual, aquí te informamos de cuánto desgrava tu donación:

De los primeros €150 se desgravará 80%. Es decir, si donas un total de 150 € en un año, la Agencia Tributaria te hará una deducción de la base imponible de €120.

Todo lo que dones a partir de €150 desgravará el 35%.